Los conductores reclaman más inversión en la red viaria

Fotografía: Motofichas

El estudio realizado por la marca de neumáticos Continental, llamado VisionZero, ha revelado que el estado de la red viaria es una de las máximas preocupaciones de los conductores españoles a la hora de valorar la siniestralidad en las carreteras.

En concreto, para el 90,5 % de los encuestados, es clave que la administración aumente su esfuerzo en el mantenimiento de las carreteras para reducir el número de accidentes. Dentro de este porcentaje, el 56,8 % opina que la mayor prioridad debe ser el asfalto de las carreteras.

Además de los arreglos en el asfaltado, el 25 por ciento cree que es necesario una mejora en el trazado de las vías y las intersecciones. La mala señalización o que ésta no sea suficientemente clara y visible también representa un grave problema para los encuestados.

Por detrás de la mejora en la red viaria, el 22,2 % de los encuestados creen que la administración también debería potenciar las campañas divulgativas sobre el mantenimiento de los vehículos. Justo detrás, con el 24,4 %, apuesta por sancionar las infracciones.

Fotografía: Motofichas

España se sitúa en el quinto lugar del mundo de países con mejor seguridad vial. A pesar de estos datos, durante 2016 se produjeron 1.038 accidentes mortales en vías interurbanas, lo que se traduce en un aumento del 1,4 por ciento. Con respecto al número de fallecidos, subieron hasta el 2,6 %, llegando a las 1.160 personas. Aún mayor ha sido el incremento de los accidentados que necesitaron hospitalización en consecuencia de las heridas sufridas, hasta alcanzar las 5.067 personas (+ 4,3 %). Todo esto llevó a una media de 3,2 fallecidos diarios y a una cifra de 36 muertos por millón de habitantes.

Por último, el 93,2 % de los encuestados lamenta que la administración no realice el mismo esfuerzo en controlar a los conductores que en hacer desaparecer los “puntos negros” de las carreteras.

La Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial actual, en su modificación de la Ley 18/2009, incluye una modificación del destino de la recaudación en concepto de sanciones de tráfico. La Ley recoge la “obligación de destinar el importe de las sanciones económicas a la financiación de seguridad vial, prevención de accidentes de tráfico y ayuda a las víctimas”. Esto significa que el importe económico obtenido por el Estado a partir de las multas debe ser destinado en su totalidad a financiar actuaciones y servicios en materia de seguridad vial, prevención de siniestros y ayuda a las víctimas.

Esto implicaría que, gran parte de las infraestructuras de las carreteras españolas debieron ser mejoradas y, sin embargo, la experiencia al conducir no lo demuestra. Parte del dinero recaudado en multas parece ser que se destina a campañas, paneles y radares; y prestándose muy poca atención a las propias carreteras.

Desde la FUNDACIÓN GESTRAFIC hacemos un llamamiento a nuestras autoridades para que inviertan en la mejora de nuestras vías de circulación como medida prioritaria para evitar accidentes.

Publicado en Actualidad Etiquetado con: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*