No pagar por algo que ya está pagado

ASETA, la Asociación de Concesionarias de Autopistas de Peaje, ha llevado al Gobierno a tomar la “necesaria” medida de cobrar un peaje a aquellos usuarios que usen las autovías que actualmente están libres de coste alguno. Dicha medida, podría supone un incremento en las arcas públicas de hasta 10.000 millones de euros anuales según palabras del presidente de la asociación, José Luis Feito.

“Antes o después España no podrá evitar articular algún tipo de peaje” en este tipo de vías comenta el presidente de Aseta. “Es viable que España siga pagando el mantenimiento de una de una red de autovías de gran capacidad de 12.000 kilómetros de longitud con cargo a los presupuestos”, destacó.

 La inversión en las autopistas de pago más maduras se destinará a ampliar su capacidad, mejorar su seguridad y su impacto medioambiental.

 Según cálculos de Aseta, este cobro podría suponer unos ingresos entre un mínimo y un máximo de 1.700 y 10.000 millones de euros según el tipo de peaje que se establezca, si es gradual (por tramos, franjas horarias o tipos de vehículos) o una tasa general en toda la red para todos los usuarios.

 Según el presidente, también presidente de la Comisión de Economía de la CEOE, ya era hora de tomar esta medida por parte del Gobierno, cuyos beneficios compensarían el coste político que conlleva.

En su opinión, “sólo el anuncio de la decisión posibilitaría una relajación de la prima de riesgo y de los costes de financiación”.

Feito expresó “España compite en Europa con países como Francia y Alemania con un presupuesto que cuenta con una partida para conservación de carreteras que dobla o triplica a la de esos países, cuando además no se destina todo lo que se tendría que destinar a ese mantenimiento”.

 El presidente de la patronal de autopistas añade esta medida en su convencimiento de que es necesario relanzar la inversión para apuntalar la “recuperación de la economía”.

En esta línea, la organización propone además lanzar un plan para que las concesionarias de las autopistas más veteranas inviertan 1.334 millones de euros en su mejora o ampliación. Según sus datos, esta iniciativa, que se financiaría ampliando los plazos de concesión o subiendo peajes, generaría unos 24.000 puestos de trabajo.

Aquí os dejamos un vídeo sobre el tema que puede resultar de interés: http://www.youtube.com/watch?v=MhWlOygZQYo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*