Tráfico prevé elevar a 1.000 euros la multa por alcoholemia

Rocío Ruiz. La Razón Digital.
Tolerancia cero al alcohol cuando se coge el coche. Es lo que pretende la nueva directora general de Tráfico, María Seguí, que ha planteado la posibilidad de castigar con mayor dureza la alcoholemia, por mínima que sea, hasta llegar a duplicar la actual sanción económica.
Actualmente, registrar una tasa de entre 0,25 miligramos por litro de aire espirado y 0,60 está considerado una infracción administrativa calificada como «muy grave» que se sanciona con 500 euros (250 euros por pronto pago) y la pérdida de entre cuatro y seis puntos de carné. Con la nueva reforma que pretende introducir Tráfico, la sanción llegaría hasta los 1.000 euros, de tal manera que beber una cerveza antes de coger el coche nos podría salir muy caro teniendo en cuenta que con sólo tomar un tercio se puede dar positivo en el test de alcoholemia.
El cambio normativo formaría parte de la reforma necesaria de la ley de seguridad vial previa a la modificación del reglamento general de conductores, un trámite que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya adelantó hace unos días que podría haber concluido para finales de este año o principios del que viene.
El endurecimiento de las sacontrol de alcoholemianciones contra el alcohol es una medida que se encontraba entre los objetivos de la directora general de Tráfico, que ya hace más de un año que anunció que estaba estudiando rebajar a cero la tasa de alcoholemia permitida para que sólo se pudiese coger el coche sin haber consumido ni una gota de alcohol. La nueva modificación normativa ha sido consultada por la DGT con organizaciones y asociaciones del sector del tráfico y la seguridad vial, aunque no todas ven con buenos ojos una modificación de estas características que afectan al bolsillo del ciudadano en tiempos de crisis. Y más teniendo en cuenta que se ha observado una concienciación cada vez mayor entre los conductores a la hora de ingerir alcohol cuando se conduce. El presidente de Automovilistas Europeos Asociado, Mario Arnaldo, tachaba ayer de «inoportuna» la medida «por la situación de crisis por la que atravesamos y por lo desproporcionado de la medida. De hecho, cuando la alcoholemia pasa a ser un delito (a partir de 0,60 miligramos por litro de aire espirado) los jueces imponen sanciones dependiendo de la capacidad económica del sancionado y España ya tiene las multas más altas de Europa». El presidente de la asociación Española de Accidentología Vial, Raimundo García considera que «se debería eliminar el descuento del cincuenta por ciento para determinadas sanciones que comprometiesen la seguridad vial, como puede ser la alcoholemia, más que elevar a mil euros una sanción como ésta». Según los datos de los que dispone la DGT, el alcohol es la primera causa de muerte entre los españoles menores de 30 años. Además, está implicado entre el 30 y el 50% de los accidentes mortales, lo que lo convierte en uno de los principales factores de riesgo en la conducción. De hecho, las encuestas revelan que el 42% de los conductores españoles beben y conducen a la vez. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Toxicología, la mayoría de los fallecidos al volante en 2012 se corresponde con un individuo varón, de entre 20 y 40 años que había consumido alcohol.
De hecho, el 70,37 por ciento de los conductores muertos con alcoholemia positiva presentó una tasa superior a 1,2gr/l. Los datos de Toxicología reflejan un aumento en el consumo de alcohol entre los fallecidos en carretera comparado con los obtenidos en las memorias de años anteriores, unos datos que pueden tener que ver con la «cruzada» que la DGT ha emprendido contra el alcohol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*